top of page

Reflexiones - 12 de septiembre 2016


Hablemos ahora un poco del «te amo». Hay personas que me preguntan: «¿ Por qué debo amar mi dolor?» o ¿Por qué